El Sitio Sensible

Lograr consenso sobre qué es arte resulta una tarea imposible, el arte se siente, se huele, se ve, se vive, uno llega a obsesionarse con ver las obras que posee el Museo de Arte Moderno Ciudad del Río se llega a un entorno el cual habla por si solo, con sus exposiciones que están divididas en tres: Sortilegio en memoria a Germán Alonso García, Artificio la cual producir contraste y evidenciar las divergencias entre las formas en que el arte, la ciencia y la filosofía tratan el tema de La Naturaleza y Transparencias de Luis Fernando Roldán.

Nosotros como debemos asumir cierta actitud, más que actitud, la estética tiene que ver con actividades del sujeto y estas tres exposiciones expresaban sobre modernidad, sentimientos del artista, sensibilidad, la pasión, encanto, ilusiones y vanguardismo. También trataba de temas tabú, los temores que enfrenta la estética que es un miedo de la estética como el “PEZ-PRUCIO O ESPEZNIX/ 1991”.

Ya que esta obra tiene cuerpo de pez pero la cabeza es un prepucio masculino algo del cual aun muchas sociedades, en la religión en la actualidad sería algo trágico y se encadalizarían al ver. Seria no solo una inmoralidad, en este sentido lo trágico pierde su dimensión, dimensión que, en cambio, encontramos en ella cuando podemos considerarla desde las categorías de lo bello, lo feo o lo sublime. Pero lo trágico, ya sea en lo cotidiano o en el arte, es definitivamente estético.

Es un lugar donde se dan exponer diversas expresiones artísticas, las cuales algunas fueron obras hechas por artistas reconocidos y otros no tanto, peor que a su vez cada obra artística tiene su toque persuasivo e interesante para el espectador.

Entonces de acuerdo a la definición de arte, especifica el arte mimético, algunas de estas obras ubicadas en el Museo de Arte Moderno, no todas fueron creadas por artistas, a lo que se quiere llegar es que algunas expresiones artísticas pudieron ser creadas por personas del común, y sin darnos cuenta le damos un estatus de artista famoso. El arte es el mismo mundo de todos, sencillamente el mundo, con sus mezquinidades y grandezas, su fineza y su grosería.

Como dice Katya Mandoky lo bello del objeto lo entiende el sujeto según su sensibilidad. La sensibilidad no es una cualidad del objeto, pero no hay que negar que las obras que pudimos encontrar en el Museo de Arte Moderno, nos despertaron muchos sentimientos y entre uno de ellos estaba la sensibilidad la cual es una facultad que nosotros mismos poseemos, no el objeto. También encontramos e insistimos en la separación del arte y la vida, pero insistir en la separación de estos dos es como creer en la separación entre la ciencia, la política, la filosofía y la vida. Todos son modos de apropiación de la realidad, modos de mirar y entender la vida, así como transformarla. Los modos de vida transforman el arte y viceversa.

La relación técnica con el arte está en su producción como obra, la cognoscitiva en conocerla, ética y estética en sentirla y evaluarla, económica en su producción y circulación como mercancía porque eso es en cierto sentido, y lingüística en su enunciación como sistema de signos o símbolos, como lenguaje.

También manejamos la relación estética porque nosotros no dialogamos con la obra porque ella no tiene capacidad de responder, fuimos nosotros que observándola una y otra vez le dimos su significado. Además nosotros como sujetos estéticos somos un complejo, que en momentos puede integrar al sujeto psicológico y al religioso, al sujeto sexual y al social.

Sortilegio, Artificio y Transparencias salieron de las emociones de sus creadores, que no son solo emanaciones del alma en su intimidad sino producciones, conformaciones e intensidades regidas parte por lo social y en parte por lo orgánico o corpóreo. Como decía Batin-Benjamin el arte esta imbricado en el tejido social, pero no solo esta imbricado el arte permite entender ese mismo tejido.

El principio de empatía, la cual va ligada a la recepción estética; se puede condicionar al acercamiento e identificación de las obras  que en este museo se encuentran, con el público que observa y critica estas obras. El valor estético que se les da a estas obras, van evolucionando cada vez q transcurre el tiempo, adecuándose a las culturas, sociedades y políticas que generan aceptación y difusión de la modernidad.

Los criterios que marcan ya sea o no una obra de arte, se van obteniendo a lo largo de la trayectoria mediante lo que se ha denominado como belleza. Por ejemplo, en las obras donde aparecen mujeres, se catalogan con el canon de belleza, y las obras donde aparecen hombres se enmarcan con criterios escultóricos, pictóricos y fotográficos.

Basándonos en lo exótico, se pueden apreciar diversas obras que poseen una doble dimensión de lo que normalmente se conoce en el contexto cultural donde se convive habitualmente.

Ahora refiriéndonos a lo novedoso, se plantean obras que sobrepasan los límites éticos, y se presuponen a cambiar la forma de transmitir y dar significados (un ejemplo muy claro sería el pez con cabeza de pene).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s